¡Es bueno morir... !

21.04.2019

Seguramente, la mayor parte de la gente, al leer el título se sorprenderá. Vamos a matizar un poco pues mis palabras.

Cuando hablamos de la muerte nos focalizamos en el fin de la vida. Yo sin embargo matizaré que mi afirmación va encaminada a que los seres humanos tenemos la capacidad de "morir y renacer" constantemente. Y si, que nadie me tome por loco, me refiero sencillamente a que nos podemos reinventar una y otra vez. 
La vida es una constante evolución donde las antiguas ideas dejan de estar en consonancia con nuestras vidas en cuestiones de años o incluso minutos. Y sino fijémonos en nuestro propio ejemplo: Cuándo eramos adolescentes ¿teníamos los mismos pensamientos respecto a la vida que hoy en día?
Claramente no. La vida consiste en ir viviendo etapas, y cada una de esas etapas conllevan una serie de experiencias asociadas que nos permiten evolucionar e ir formando día a día una personalidad diferente. Todos hemos tenido esa evolución, y todos la podemos tener de forma interminable, ya que, como ya he comentado en alguna ocasión nuestros pensamientos nos llevan a realizar una elecciones, éstas reafirman nuestras creencias, que nos llevan a tener el mismo tipo de experiencias, para traernos las mismas emociones, con lo que reafirmamos nuestros pensamientos o ideas. 
Y ésto, en conjunto, forma  nuestra personalidad. Si observas ahora, gracias a haber cambiado alguno de tus pensamientos, has ido abriendo puertas a nuevas posibilidades en tu vida. Esas que te han permitido evolucionar, y con ello, llegar a ser la persona que eres hoy.

Pero ¿qué pasa cuando una persona se queda anclada en un evento específico que le ocurrió en el pasado? ¿Acaso para ella no es como seguir viviendo ese evento constantemente? Así es, vive ese evento, normalmente traumático, como que fuese hoy, quedándose anclada en ese tipo de sentimiento y sin poder evolucionar. 
Este es el problema real en la mayoría de las circunstancias desagradables e incluso traumáticas que la mayor parte de las personas hemos sufrido en algún momento de nuestras vidas.
Reconozco que yo he sido el primero que le pasó eso. Pero reconozco que hoy puedo mirar a todos esos eventos y dar gracias por haber podido ACEPTARLOS y dejar mi LUCHA INTERNA. Cuando dejé morir esa lucha interna y acepté, fue cuando pude evolucionar y seguir abriendo puertas a nuevas oportunidades.

Y es que siempre es una lucha interna. Y es que siempre estamos con un sentimiento dolor que hasta que no lo transformamos en un sentimiento de indiferencia, no podremos avanzar en la vida.

Si estás "atrapad@" en algún evento específico de tu pasado y no sabes como salir de él, te ofrezco mi ayuda.